e Siempre protegidos | AACH

Ingreso asociados

Iniciar sesión  

Siempre protegidos

  • Noticias
  • 20 mayo, 2015

Jorge Claude, Vicepresidente Ejecutivo de la Asociación de Aseguradores de Chile. Columna publicada en Edición Especial de El Mercurio

Lamentablemente, como habitantes de Chile somos testigos habituales de catástrofes que regularmente convulsionan al país. Estos eventos generan consecuencias devastadoras en términos de víctimas y damnificados, pero también en cuanto a daño a bienes y estructura habitacional, comercial e industrial; y a interrupción de la actividad económica regular.

Ahora bien, no solo estas grandes catástrofes generan perjuicios en la sociedad, ocurren también día a día sucesos de diversa índole que terminan afectando la actividad de los ciudadanos y de las empresas.

Con todo esto, el rol social que cumplen los seguros es muy relevante. Son una herramienta eficaz para que las personas y empresas puedan superar más rápidamente la dificultad y mitigar las pérdidas financieras provocadas tanto por grandes catástrofes como por eventos menores.

Para las empresas, la gestión de las operaciones y la logística en términos del control de los riesgos en el transporte y almacenamiento de mercancías es de particular importancia, son factores que en buena medida potencian las ventajas competitivas y determinan la rentabilidad del negocio. Mantener asegurados estos elementos no elimina el riesgo, pero sí liberan al contratante del seguro de los perjuicios que se producen cuando estos se materializan, los que sabemos pueden generar graves consecuencias financieras para las firmas.

 

Diversas pólizas

Actualmente, se ofrecen en Chile distintas pólizas que cubren variadas categorías de siniestros, algunas relacionadas al ámbito de las operaciones de una empresa. El primero de todos es el seguro de incendio, que no solo garantiza una indemnización ante el daño material a la infraestructura y mercancías causado por incendios fortuitos, sino que a través de sus cláusulas adicionales también provee protección ante la pérdida de beneficios por incendio (ganancias no percibidas ante la paralización de la producción de la empresa) y otros riesgos adicionales tales como explosiones, daños eléctricos, y otros daños materiales de diversa causa. Estas pólizas son comercializadas por al menos 21 compañías de seguros y al menos 14 incluyen dichas cláusulas. El seguro de incendio además puede poseer otras cláusulas: la de terremoto y maremoto, pérdida de beneficios por terremoto, y otros riesgos de la naturaleza. Este tipo de cláusulas es provisto por al menos 12 aseguradores locales dando cobertura ante daños ocasionados por diversas catástrofes naturales, las que de forma cada vez más regular están golpeando a nuestro país. Por último, también existe la cláusula adicional de terrorismo, que cubre las pérdidas materiales ocasionadas por huelgas, desórdenes y otros actos. Luego existe el seguro de robo, ofrecido por al menos 19 compañías, que indemniza ante la desaparición o deterioro de los bienes establecidos en la póliza a consecuencia de actos o intentos delictivos en la propiedad. El sostenido aumento en la victimización y los elevados niveles de delincuencia actuales generan la necesidad de contar con protección ante los eventuales daños.

Efecto riesgo

Por otro lado, otro tipo de riesgo que enfrentan las mercancías de una firma está relacionado con el transporte. Ya sea en los puntos de carga y descarga, durante la conducción, o en paradas intermedias; sea por vía terrestre, marítima o aérea; con destino interno o externo del país; el transporte de mercancías está expuesto a saqueos, hurtos, pérdidas, deterioros, y otros. La enorme versatilidad y variabilidad en las formas delictivas que van desde el ladrón ocasional hasta el crimen organizado, además de los inherentes riesgos en el transporte de cargas valiosas o delicadas hacen necesario contar con la adecuada cobertura. En definitiva, las mercancías de una empresa están expuestas a riesgos en todo momento en la cadena productiva: producción, transporte, almacenamiento, comercialización, etc. Riesgos que provienen tanto de catástrofes naturales como de la acción humana. Entender el efecto de estos riesgos sobre los resultados de una compañía y tratar de evitarlos o mitigarlos es clave en la estabilidad y crecimiento de las empresas. Chile tiene el privilegio de contar con una industria de seguros madura, desarrollada y sofisticada; que puede proveer de diversas alternativas de cobertura a precios competitivos con elevados niveles de compromiso y solvencia. Invitamos a las empresas a informarse o buscar intermediarios que las apoyen en la búsqueda de la mejor opción de aseguramiento, entendiendo que la gestión de riesgos es esencial dentro de las firmas para sobrevivir a un entorno de inestabilidad e incertidumbre.

Copyright 2018, todos los derechos reservados