e “No vemos ninguna razón para que el capital sea distinto al de hoy” | AACH
|

Ingreso asociados

Iniciar sesión  

“No vemos ninguna razón para que el capital sea distinto al de hoy”

  • Noticias
  • 17 junio, 2013

El timonel destaca que el capital exigido a la industria ha sido suficiente para cumplir con sus obligaciones.

El anuncio del gobierno de impulsar la Comisión de Valores es favorable y va en la dirección correcta. La apreciación viene del Presidente de la Asociación de Aseguradores de Chile, José Manuel Camposano, quien puntualiza que el proyecto le da mayor independencia, seguridad y estabilidad a la Superintendencia de Valores y Seguros.

Esto, en un momento en que se busca migrar a una Supervisión Basada en Riesgo (SBR), paso crucial para la industria aseguradora que trabaja en una nueva fórmula para definir el capital requerido, el cual será sobre la base de los riesgos (CBR). El timonel gremial destaca que la prioridad del sector es que se consiga calidad en este nuevo método de cálculo de capital.

 

¿Cómo ven la formación de la Comisión de Valores? El hecho de que la Superintendencia de Valores y Seguros esté liderada por una sola persona y que tenga un carácter político -porque lo nombra quien gobierna- frente a una comisión de personas que tienen un carácter independiente, le dan estabilidad y no dependen del gobierno de turno. Esta Comisión es un mejor camino. Por ejemplo, en el proceso que estamos viendo en la industria sobre la conformación del capital que deben tener las aseguradoras, la regulación debe establecer cuáles son los riesgos para cada una de las decisiones que toma una compañía y cómo valorizo esos riesgos. Un extremo es que eso sea unilateral o lo que decida una persona: el superintendente. La otra opción es que esté definido por ley. Si lo decide una sola persona, hay una cierta subjetividad y si está definido por ley, introduce una gran inflexibilidad. ¿Cómo están viviendo el proceso de Capital Basado en Riesgo? Estamos partiendo recién con el primer ejercicio de la SVS. Es un tema muy complejo, de altísima relevancia y con muchas implicancias en la industria. Requiere de mucho análisis, mucho estudio y eso va a tomar tiempo. ¿Cuál es la prioridad? Es más importante la calidad que la rapidez en su implementación. Aquí hay una diferencia con respecto de la experiencia internacional. En el extranjero la lógica es que cada aseguradora tiene bastante libertad para definir sus obligaciones y la autoridad determina cuál sería el capital en función de los riesgos de esos pasivos. ¿Y en Chile? Son reservas conservadoras definidas por la autoridad. El capital se define en función de estas reservas conservadoras y no como en el método de afuera. ¿Qué cosas son diferentes? Es complejo. Hay muchas definiciones. Por ejemplo, cuál es el riesgo con respecto a una acción, un contrato de reaseguro o una inversión en bienes raíces. Cada una de esas decisiones lleva una definición de capital asociado. Es algo muy técnico, complejo, que requiere de mucha información. Recién estamos partiendo una jornada de un camino que será muy largo. ¿El primer cálculo arrojó que las aseguradoras tendrán requerimientos muy altos de capital? Es un primer ejercicio. Esto es como hacer un primer disparo. Uno está afinando la puntería del fusil y, obviamente, el primero sale muy disparado, pero aún falta mucho por afinar. En Europa llevan 10 ejercicios. Este es el primero y uno no puede sacar conclusiones. Hay que afinar con otros ejercicios para llegar a algo que refleje los riesgos. ¿Tienen una cifra de cuánto podría variar el capital con la nueva fórmula que se está viendo? No vemos ninguna razón para que el capital sea distinto a lo que tenemos hoy. Una cosa es cuánto es el capital necesario para… y otra cosa es cómo se calcula el capital. Nos estamos yendo para un sistema donde el capital se va a calcular de una manera distinta. Perfecto. Pero, por qué va a cambiar el monto del capital con respecto de lo que hay hoy día. ¿No debería variar? La industria de seguros ha tenido un patrimonio que ha sido suficiente para enfrentar todas las crisis económicas, el terremoto, una baja fuerte de tasa de interés en el tiempo. No vemos por qué el hecho de cambiar de método de cálculo de capital necesariamente significa que tiene que ser más capital. A nuestro juicio el capital que tiene hoy la industria es suficiente para cumplir con sus obligaciones. ¿Pensaron pedirle a la autoridad no entregar el primer ejercicio que realizaron las aseguradoras? No. Hay que hacer el primer ejercicio, el segundo, el tercero… Como industria no hemos planteado esa opción. Entendemos que es un proceso que requiere de muchos ejercicios, mesas de trabajo y estudios académicos para determinar cuál es el riesgo frente a cada una de las decisiones que se toman en la industria, porque son muchas. ¿Cómo han visto a la autoridad? Hay mesas de trabajo con la autoridad y la industria de seguros, cada uno en su rol. Hemos formado comités de trabajo, que ya están organizados. Hay equipos de la SVS, de la industria y hay académicos que participan en estos comités y ya se está entrando en el área chica de la discusión. En un principio se pensó sólo en una mesa de seguros generales y de vida ¿Se conformó también la de la rentas vitalicias? Sí. Y esto se irá ampliando. Se tendrá que llegar a una mesa de discusión con respecto de los bienes raíces, a acciones y otra respecto de contratos de reaseguros. Recién estamos partiendo, pero este bosque está compuesto por muchos árboles y cada uno tendrá que ser discutido. Esperamos poder discutirlos. ¿Les complicaba que se hicieran públicos estos resultados? La confidencialidad de la información del ejercicio es muy importante, porque lo que se está calculando en este ejercicio no es lo que efectivamente refleja los riesgos. Puede ser para arriba, para abajo…Este salió para arriba. Claro, Pero puede ser que simplemente la suma de las cosas… después hay una correlación de riesgo y en esa correlación puede haber una disminución de riesgo. Falta mucho por avanzar. ¿Qué ítems se están analizando? Hay conversaciones con respecto de los riesgos técnicos en seguros generales, porque es un tema que todavía falta por afinar. Hay un tema respecto de la correlación de los riesgos, que es muy relevante. Si una compañía de vida está asumiendo riesgos en longevidad de rentas vitalicias y al mismo tiempo está vendiendo seguros de vida ahí hay una disminución. No se pueden hacer la suma de los dos riesgos, porque ahí hay una correlación. Es un tema muy complejo que requiere mucha discusión académica y técnica. ¿Son prioridad? Estos temas no marcan agenda porque están recién partiendo. Después de eso van a venir muchos otros temas. Es un largo camino. Comisión de valores: “Una comisión de personas con carácter independiente le dan estabilidad y no dependen del gobierno de turno. Esta Comisión es un mejor camino”. Capital basado en riesgo: “Es un tema muy complejo, de altísima relevancia y con muchas implicancias en la industria. Requiere de mucho análisis, estudio y va a tomar tiempo”. Temas pendientes: “Hay conversaciones con respecto de los riesgos técnicos en seguros generales, porque es un tema que todavía falta por afinar”. Fuente: La Tercera – 17-06-2013. Entrevista por Kharla Caniupán

Copyright 2018, todos los derechos reservados